¡Trabajemos para mantener la continuidad de los procesos de aprendizaje!

Docencia desde el hogar

Publicación: 02 abr 2020

¡Trabajemos para mantener la continuidad de los procesos de aprendizaje!
Las suspensiones de clases presenciales como consecuencia de contingencias sociales, suponen un desafío para docentes e instituciones escolares. Por ello:

  • Organiza tu tiempo: prepara material escolar, realiza sesiones o clases en línea, responde dudas, y retroalimenta el trabajo de tus alumnos. Puedes generar un horario y difundirlo, para que todos conozcan tu disponibilidad.
  • Clases remotas: si tu colegio cuenta con una plataforma que entregue este servicio, aprovéchala. Si no, existen opciones como Skype, Zoom o Google Hangouts. Al no ser clases presenciales, deben ser breves y estar acompañadas de un apoyo visual (infografía, video o presentación) que puede quedar disponible posteriormente. Si entregas contenidos nuevos, pídele a uno o más estudiantes que preparen y compartan un resumen de la clase para reforzar los nuevos contenidos.
  • Tutores de apoyo: los cursos en línea cuentan con profesores y tutores que orientan a los alumnos en sus dudas. Si eres profesor de educación media, escoge a uno o más “alumnos tutores” que ayuden a sus compañeros.
  • Bitácora de actividades: Si tu colegio tiene acceso a un libro de clases digital puedes aprovecharlo, sino, te recomendamos armar una planilla electrónica, en donde incluyas los contenidos tratados, la atención a apoderados y alumnos, entre otros.
  • Redes Sociales: Si las utilizas para trabajar, te sugerimos usar un perfil diferente al personal. De esa forma mantienes tu privacidad y vida personal aparte de tu vida profesional en la red.